Debito, credito y saldo en contabilidad

Debe o débito en contabilidad

El débito es la cantidad que el titular recibe por algo, es lo mismo que todo lo que entra en un negocio. Se suele colocar en la parte izquierda de las cuentas de resultados de caja.

También representa el motivo de por qué salió algo del negocio.  Se puede decir de forma rápida y sencilla que lo que hay en la columna debe son los ingresos que tenemos por las ventas, lo que nos tienen que pagar a todos nosotros. Esto puede resultar extraño pero es así, justo al revés que en el caso de las cuentas bancarias. Está íntimamente relacionado con el activo social en caja.

Haber o crédito en contabilidad

En la clasificación de las cuentas el crédito representa todo lo que sale de la empresa, todo lo que el titular entrega o incluso el motivo por el que entró algo.

Son comúnmente los gastos que tiene la empresa y que se deben registrar en todo momento ya que nuestro patrimonio depende de ello.

Ejemplos son la compra de productos financieros, inversiones en diferentes ámbitos, costos relacionados con el aumento del patrimonio o propiedad de la empresa.

Saldo

En la clasificación de las cuentas es la diferencia entre los movimientos del debe y del haber, lo que tenemos en la partida de efectivo. Una cuenta tiene saldo deudor o pasivo cuando los débitos son mayores que los créditos y en caso contrario el saldo será acreedor, lo cual es positivo.

Si el saldo es negativo es que la acción de pagar ha sido mayor que la de cobrar a lo largo del ejercicio de facturación, lo cual es un mal síntoma para la salud de la empresa. Quiere decir que no hay ganancias y vamos derechos a una situación complicada.